Skip to content

Machismo gafapasta (en este caso)

enero 22, 2013

Imagen

 

Ante la polémica que se ha generado en torno al artículo publicado en El Diagonal el pasado 8 de Enero, Machismo gafapasta, en el que se hace una reflexión sobre la escena indie y cómo en ella se reflejaba el machismo existente en la sociedad. Como 50% XX de Las superpitagóricas, creo necesario manifestar mi apoyo total al citado artículo, independientemente de que sea fruto de una autoría colectiva y eso se note de cierta manera en un texto que podría ser más riguroso de lo que es.

Durante nuestra andadura en la “escena indie” en lo que a mí experiencia pinchando se refiere puedo decir que en incontables ocasiones, la inmensa mayoría, me he visto relegada a un segundo plano pareciendo más ser un apéndice de J. que realmente una persona digna de la misma atención que él. Sirva de ejemplo que más de una y dos veces, siendo yo quién estaba pinchando se han acercado a él para felicitarle o preguntarle por el tema que estaba poniendo yo, como dando por hecho que quien entendía y seleccionaba los temas era exclusivamente él y que yo era un florero que se dedicaba a poner los discos como él me dictaba. Y en estos casos, a pesar de la insistencia de J. en que las alabanzas me las dirigieran a mí, éstas nunca llegaron. También noté mucho esta situación (hace mucho que no pinchamos) en las diferencias en la forma de dirigirse a nosotros: a mí se me dan dos besos y se me puede decir algún piropo y ahí prácticamente se acaba la conversación y a J. se le estrecha la mano y se le dice que la pinchada ha estado muy bien o se habla de los discos que llevamos, conciertos…. Ni que decir tiene que era a él y no a mi a quién mayoritariamente miraban al hablar y se dirigían y que en los casos en los que recibimos dinero por pinchar se lo daban a él y no a mí.

En fin, si nos ponemos a buscar ejemplos de machismo en letras de canciones indie no acabaríamos nunca porque se podrían decir uno y mil. Creo que no es ese el tema, ayer lo hablábamos J y yo y la base de este texto, creo yo, que no es el indie en sí, sino que lo importante es el tema del machismo, resaltar que este existe en todas partes, que no se libra el indie por ser supuestamente más culto, y que hay que visibilizarlo y hablar de ello porque hemos aprendido a vivir en una sociedad machista y aún hoy hay mucha gente que considera machismo a situaciones extremas, como quien pega a una mujer, pero hay muchas otras conductas que nos hacen de menos y que están por todas partes. Valga como ejemplo a esto una de las respuestas que hace Francisco Nixon al artículo. En ella, argumenta que para él la razón por la que no hay más mujeres en la industria musical es una cuestión de que esta profesión no proporciona condiciones de estabilidad necesarias para formar una familia, argumento machista en sí mismo, que no creo ni que tenga que pararme a explicar por qué.

Para mí hay una cosa clara y es que mientras que J. nunca tuvo que demostrar su valía sino que se le presuponía, yo constantemente he sentido que tenía que luchar por hacerme ver y demostrar que no soy un florero. Mientras todas estas formas de machismo (paternalismo, asociar mujer a familia y hombre a ausencia de responsabilidades más allá de poner espermatozoides, usar el cuerpo y la imagen femenina como la parte fundamental de ésta…) sigan siendo predominantes en la sociedad habrá que seguir denunciándolas y luchando contra ellas. Y dice mi madre, que es muy lista, que el que se pica ajos come.

Saludos,

V.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. permalink
    enero 22, 2013 2:03 pm

    V, relee lo que dijo Nixon, porque creo que lo malinterpretaste.

    Saludos,

    ♨.

    • enero 22, 2013 3:48 pm

      Hola,

      no soy v., pero ayer estuvimos hablando de ello y compartimos opinion. ¿En qué consideras que está malinterpretada el último párrafo en la entrada de Nixon?. ¿Por qué la lógica que aplica sólo sirve para mujeres y no para hombres? ¿Por qué lo primero que dice ante el proyecto vital de la mujer es formar una familia? ¿Cómo sustentan los hombres ese supuesto proyecto vital en unas condiciones laborales tan precarias? ¿No es, una vez más, invisibilizar el trabajo (cuidados) de la mujer en el sistema capitalista?. Nos gustaría dejarte, a pesar de tenerlo en la recámara para hincarle el diente como se merece, esta referencia que, creemos, puede ser útil: http://www.traficantes.net/index.php/editorial/catalogo/historia/Caliban-y-la-bruja.-Mujeres-cuerpo-y-acumulacion-originaria-2a-Edicion

      ¡Salú y gracias por escribir!,

      j.

      • enero 22, 2013 3:52 pm

        (estamos un poco hasta arriba, así que disculpad si tardan los comentarios en aparecer o las respuestas son escuetas y no demasiado sopesadas. En unos días, al terminar los exámenes, estaremos al 100%. Salú y abrazos)

  2. Poeta Gª Rogero permalink
    enero 23, 2013 11:59 am

    Las Superpitagóricas sin V. serían como el café descafeinado o los dulces sin azúcar: una engañifa, un fraude, un quiero-y-no-puedo, una decepción más. Sabemos los que os conocemos que es difícil competir con la vehemente verborrea (cuando no airada fuga de ideas) de J., pero eso no hace sino dar más valor al contrapunto que ofreces con tu opinión V. He leído el artículo mentado, y las contestaciones que ha recibido (incluida la de Nixon, quien ha preferido defenderse como gato panza arriba en lugar de reflexionar sobre el trasfondo del artículo. El ego, el mejor amigo del hombre. Sí, del hombre). Estoy de acuerdo con vuestra postura, y recalco el gran valor de tu entrada en el blog V., pues en lugar de añadir más leña al fuego, propones lo que nadie: pararse a reflexionar sobre lo que ha hecho que escriban ese artículo. Buena parte de lo que hasta hace menos de dos décadas era machismo, o bien lo sigue siendo de forma velada, o bien se ha convertido en un paternalismo indulgente. Nos sale de forma espontánea, y no es un delito, pero es algo que debería llamarnos la atención, avergonzarnos, y hacernos reflexionar. A mi me avergüenza, porque me he visto reflejado en los ejemplos que has puesto, y al ponerme en tu piel me doy cuenta de lo injusto que es. Ya va siendo hora de que dejemos de cogérnosla con papel de fumar y nos enfrentemos al machismo estructural (parafraseando a Gallardón, ese adalid de la causa femenina). Y con estructural no me refiero al del Estado, sino al que estructura nuestras mentes. Gracias por tu aportación V.

    Un abrazo fuerte a ambos

  3. enero 23, 2013 5:48 pm

    De cuando las chicas indies no tiene voz de cordero ni piernas de goma.

    Mi madre también lo decía, “siempre tendrás que demostrar más”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: